sábado, enero 12, 2008

Planet Terror

Una de arena. Tenía ciertas reticencias a este film ya que ninguna de las películas que he visto de Robert Rodríguez me habían convencido. Incluida Sin City que me pareció un ejercicio esteticista vacuo y aburrido. Temía encontrarme con más de lo mismo. Pero digámoslo ya, para mí la mejor película de Robert Rodriguez. Una vez vista, una película así solo puede ser encajada en un director desprejuiciado como él. No olvidemos que tiene en su haber la trilogía de Spy Kids.

Parece que el cine de terror USA actual para poder obtener resultados debe sin duda remitirse al cine de terror de los años 70 USA. El remake de Las colinas tienen ojos por ejemplo, dobla o triplica en calidad al film original, intensificando lo que el original apuntaba, aumentando lo que en el original no se atrevió a llegar a más lejos y corrigiendo los errores del film original. Asimismo, no llega a niveles estratosféricos pero es un remake también a tener en cuenta, bastante apreciable, el que se hizo de La matanza de Texas a cargo de Marcus Nispel.
Ahora recientemente nos llega también la revisión de otro gran clásico del cine de terror Halloween dirigida por Rob Zombie, director, que ya en sus anteriores films, ya tenía la mirada fija en el cine de terror de los años 70.

Llegados a este punto, nos vienen Robert Rodríguez y Quentin Tarantino con su proyecto Grindhouse, en el que esta vez no venden una película sino más bien venden una idea, un concepto en el que engloban sus dos films. La wikipedia al respecto nos dice:

"Grindhouse es una película estadounidense de terror dirigida por Robert Rodriguez y Quentin Tarantino, estrenada el 6 de abril de 2007 en Estados Unidos y que consta de dos partes, Planet Terror y Death Proof,también cuenta con unos trailers falsos que unen la pelicula
El film es un marcado homenaje a las películas de la década de los 70's (principalmente), pertenecientes al género denominado Grindhouse (surgido en
Estados Unidos) que, por metonimia, se refiere a las salas de cine que proyectaban películas gore y de serie Z, habitualmente en sesiones dobles y en pésimas condiciones y, también, al género cinematográfico"

Entiendo que el proyecto no se haya entendido y especialmente la película que nos ocupa. Yo evidentemente por una cuestión generacional-espacial no fui un espectador de aquellas salas Grindhouse que poblaban Nueva York entre otras ciudades.
Pero uno tiene ciertos años a sus espaldas y en su infancia-adolescencia, (aquella que nunca acaba de terminar), fui un redomado freakie del cine de terror. Así, me metía en vena sesiones maratonianas de ciclos de terror en el cine del pueblo (5 seguidas non-stop), a cual peor. Allí viví con frencuencia eso de ver la película rallada. También fui testigo de presenciar como los rollos se quemaban, o bien, proyecciones de films con las bobinas desordenadas. Ni que decir tiene, que estabámos acostumbradísimos a los habituales desenfoques y pérdidas de color por la baja calidad de las copias. Legendario, un engendro llamado "Cocodrilo asesino" o algo así, y que puestos a ser cutres, el doblador del chico fuertote masculino era el mismo de la chica rubia protagonista (¡!). Y por supuesto nos vimos toda la Troma, todas las de Reanimator y derivados varios.

Planet Terror reinvidica el zine (con z) sin tratar de realizar un homenaje situándose por encima de lo que parodia. No, lo que desea es incribirse en la la categoría de clase Z por derecho propio. Vista mi experiencia fílmica, toparme con Planet terror es lo más parecido que puedo encontrar al hecho de rejuvenecer a través del gozo fílmico. Ya que todo lo que he enumerado, Robert Rodriguez no escatima en utilizarlo en su película, convirtiéndola en el film de serie Z más caro de la historia. Intencionadamente y con un espíritu lúdico, claro. Recordemos que Sin City ya era un ejercicio posmoderno en su conversión formal y argumental de asimilarse lo más posible a la novela gráfica pulp de la que toma referencia. Recuerdo que Warren Beatty ya trató de hacer lo mismo con su fallido pero interesante Dick Tracy). En este caso, quizás por mi bagaje cultural (porque la baja cultura, también es cultura), esta vez, Robert Rodríguez ha conectado conmigo plenamente.

Me comentaba mi pareja, bien lejos de una película purulenta, excesiva y un pleno delirio festivo, que se me oía reir durante toda la película. Y no lo recordaba pero seguro que encontrarme con una una oda encendida al entretenimiento sin ninguna atadura, a buen seguro que provocaba en mí la complicidad absoluta.
Porque estamos ante un director travieso que disfruta con el juguete que tiene en sus manos. Y esa pasión y disfrute sabe imprimirlo al espectador.
Enumerar las referencias que maneja la película sería una lista interminable y ya se mencionan en muchos lugares de la red y prensa en general. Todos los que hemos vistos películas de zombies , gore de los 80, cine de John Carpenter, etc. las verá disgregadas recorriendo la película en un turmix frenético e hilarante.

Uno nota que han pasado los años en casos como éste. Porque lo que en aquellos tiempos era un acto puramente social, Planet terror la vi a solas en mi casa y con la mirada nostálgica puesta en aquellos tiempos.
Así que, viejos amigos, si nos volviésemos a reencontrar, hagámoslo para ver todos juntos Planet Terror.
Y encima el protagonista es Freddy Rodriguez, que para quien no lo sepa, Rico es como de la familia.




4 comentarios:

isilla dijo...

Vaya! Parece simpático este remake freak ochentero...Yo también fui partícipe de aquellas sesiones monstruosas masnovinas, pero más que nada por comer golosinas y sentarme al lado de los niños monos del cole...Nunca me gustaron mucho este tipo de películas pero tal vez sería un buen momento revisionarlas, a partir de este homenaje, por lo que dices, a ese género...como un canto nostálgico a aquella educación sentimental cinematográfica de muchos!?
De este director no he visto nada, me da pereza, pero me apunto este título.
Gracias. Un abrazo.
Por cierto, ¿a tu pareja no le hacen reír estas películas?

elamantepolar dijo...

Lo es y mucho.La cinefagia es lo que tiene y aunque creo que ahora soy más cinefilo que cinefago ahí tengo en mi videoteca la trilogía de El vengador Toxico para no olvidarme.
Y no es que no le hagan reir pero el gore le supera, le puede y lo pasa fatal. Planet Terror supura pus, visceras y erupciones cutáneas por los cuatros costados, lo cual puede resultarle una sobredosis difícil de digerir

Anónimo dijo...

Con Sin City me pareció algo similar, magnífica interpretación del formato cómic al cine, espectacular fotografía, etc, pero me dejó un poco indiferente, aunque tal vez fuera por culpa de las historias. repasando los cómics de Miller tampoco me he sentido seducido precisamente por la narración. pero Planet Terror es harina de otro costal. Alguna sesión maratoniana de cine de terror he tenido en Cornellà, como tb las sesiones dobles de domingo por la tarde, y creo que desde entonces no había vuelto a entrar al cine con palomitas... hasta Planet Terror. dios mío, qué festín!! suerte que las palomitas se acabaron con el trailer de 'Machete', enc aso contrario nos habríamos atragantado con las risas que siguieron. me pareció perfecta, es decir, no en cuanto a la historia del cine, pero sí en cuanto a sus pretensiones. ¿para qué intentar solucionar los nudos del guión que no salen ni con suavizante si se puede quemar un trozo de película? ¿vale la pena explicar la compleja operación quirúrgica con la que la heroína se instala un rifle de repetición cuando se puede solucionar todo con un buen encaje de la culata en su muñón? ¿y qué me dicen de la famosa salsa de barbacoa, de la delicada relación de los hermanos poli-cheff? un festín, sí señor.
no llegué a ver deathproof, qué opinas, Manu?
bueno, un abrazo!
óscar
tiermes.blogia.com

elamantepolar dijo...

...pues Death Proof, me exige una revisión.Hay mucha chicha que comentar y la quiero exprimir a fondo, porque como ya hice con los Tenebaums quiero hablar a través de la película de Tarantino como director. Tengo ya muchas ideas amontonadas pero quiero antes verla de nuevo, porque comentar Planet Terror y no comentar "su hermana", siento que me quedo cojo. De todas formas avanzo que Rodriguez se ciñe mucho mejor al concepto Grindhouse y en el caso de Tarantino, lo que hace él es ceñirse a sí mismo, con ciertos "adornos" para adecuarla al proyecto Grindhouse.
También te digo que me gustó mucho y que casi podría escribir sobre ella simplemente rebatiendo la gente que la critica.
Resumiendo, puedo decir que la de Rodriguez es un despendolado divertimento mientras que Death Proof es una película con cara y ojos, una señora película que me exige poner en marcha mis mecanismos analíticos habituales.
El problema es que me disperso con suma facilidad y tengo un borrador a medias de otra peli (Election de Johnnie To), asi que seguramente tardaré un poco.
Muchas Gracias a ambos por vuestros comentarios e Isilla, ya sabes, hay que ponerse las pilas que veo que el cine es algo que has dejado bastante aparcadito.

Creative Commons License
El cuaderno rojo by Manu Argüelles is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 España License.
Based on a work at loveisthedevil.blogspot.com.